Blogia
micolumna

Las dos Europas y los efectos en la geoestrategia

Las dos Europas y los efectos en la geoestrategia

Vivimos tiempos de grandes cambios. La economía está acelerando un proceso que ya había mostrado algunas señales. El eje Berlín-París se muestra cada vez más desnudo. Se han eliminado las molestas hojarascas institucionales comunitarias y se muestra el poder tal como es, frío acero. Existen dos Europas que alcanzarán rango institucional, una céntrica y otra periférica. En el momento actual se hace un análisis económico que es lo que más nos duele, especialmente cuando se tienen casi cinco millones de parados. Sin embargo, cabe un análisis en clave de relaciones internacionales. Toda esta situación va a llevar a una reordenación estratégica global muy importante.

  •  Una Europa céntrica y económicamente poderosa tenderá a una entente cordial con el gigante ruso, abastecedor energético de última instancia para su prestigiosa industria futura y sus exportaciones.
  • Una Europa periférica y marginada tenderá a labrarse la vida en otros continentes a través de la emigración y a través de los pactos estratégicos. La Europa periférica tenderá a una entente cordial con el mundo anglosajón, cuando no a un proceso de integración cultural desigual (tipo latinos en USA). Esto lo vio J.M Aznar en su día, con dolor de corazón para todos los españoles, que somos europeístas federalistas convencidos (orteguianos, de España como problema y Europa como solución). Curiosamente el mapa se parecerá no al de 1914, ni 1939, sino al de 1808!! (peninsular war).
  • ¿Cómo será la evolución del mundo árabe? Si la evolución es hacia la democracia y la aparición de una clase media y los datos demográficos de algunos países así lo afirman (descenso de la natalidad unido a un aumento del nivel cultural de la mujer, ¡gran Emmanuel Todd!), el crecimiento de estos países puede ser una oportunidad estratégica para la Europa periférica.

 

Sin embargo existe un punto que puede hacer descarrilar esta reordenación: el papel de Francia. Se habla de la importancia de Alemania, pero Francia ha influido en Europa a lo largo de la historia, por el efecto imitación que ejercen sus procesos sociales. Puede ocurrir:

 

  • Francia aguanta el tirón alemán y consigue formar parte del núcleo duro. Se mantendría el análisis de los párrafos anteriores: una Europa norte +entente rusa versus una Europa sur+entente anglosajona.
  • Francia no resiste y se queda fuera. Tendríamos un escenario parecido a las dos guerras mundiales. Potencias centrales+ neutralidad rusa versus Francia+anglosajones. (Dios no lo quiera)
  • Francia estalla. El nivel de desempleo se hace insostenible, el pueblo francés sale a la calle (¡qué distintos somos!) Se derriba el Gobierno. Cae la República. Se abre un proceso revolucionario. Europa entera queda sacudida. El terremoto francés tiene réplicas en otros muchos países. A Alemania se le escapa todo de las manos. Su banca se viene abajo. Se reformulan las instituciones europeas desde cero. Europa se convierte en un Estado Federal.

 Este último escenario no se producirá. Los alemanes, aunque desprecien a los franceses, los necesitan en su tren de alta velocidad.

 Conclusiones:

 

a) En cualquier escenario los españoles siempre somos periféricos.

b) Alemania siempre desequilibra Europa y la destruye por su propio exceso de potencial (incluso aunque sinceramente no lo quiera).

c) Francia es una pieza clave en cómo se decantarán las relaciones internacionales en las próximas décadas.

d) Los países anglosajones (USA+UK+ Commonwealth), tras un período de aislamiento para recomponer sus economías, tendrán que pertrecharse ante el nuevo bloque continental. Los modestos y malolientes PIGS seremos sus cabezas de playa para desembarcos de toda índole.

 A los españoles sólo nos queda mirar hacia América Latina y estudiar muuuuucho inglés.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres