Blogia
micolumna

Algunos males de la universidad española

Algunos males de la universidad española

 

Algunos estudios sitúan a las universidades españolas a la cola de los países de la OCDE. Esta situación se puede deber a las siguientes causas, que aderezaré con algunas frases que se pueden escuchar dentro de los muros universitarios:

 

1. Falta de orientación de los planes de estudios hacia los alumnos. En la elaboración de los planes de estudios priman más los acuerdos y repartos entre áreas de conocimiento que las necesidades reales de los estudiantes. Metemos Derecho Eclesiástico en Gestión Pública  porque el cura nos apoya en la Junta de Facultad.

 

2. División del profesorado entre personal funcionario y laboral, que hace que el segundo acabe trabajando para el primero y finalmente su misma precariedad le impida desarrollar su propia formación. Ni el primero se esfuerza ni el segundo se consolida. Si te portas bien y me traes el café ya veremos si renovamos tu contrato. Entre tanto, pásame a ordenador estos papeles y luego, cuando te sobre tiempo escribe tu tesis, que ya veremos si la lees.

 

3. Un sistema selectivo que no sigue un modelo de oposición claro como en el resto de etapas educativas, primando los intereses de clanes y la cooptación. Tiene dos votos entre los miembros del tribunal y el del “catalán” que está dudoso. Parece ser que el candidato de fuera al final se va a llevar el gato al agua.

 

4. Primacía de intereses locales y políticos. La universidad como retiro honorable de los amigos políticos a los que se debe favores y para los amigos, amigas, amantes de los políticos a los que se debe favores. Lo han echado a la calle para que ocupe su plaza una querida de Z. (famoso político valenciano).

 

5. Orientación de los servicios de empleo universitario a la intermediación en el mercado laboral y no para las prácticas y la posterior creación de empresas. No es que esté mal saber de todo y agarrarse a lo que sea en la vida, especialmente para los veranos o sacarse un dinero en momentos puntuales, pero estratégicamente es un error. Ya que el valor añadido de los productos de las empresas españolas es pobre, se condena al subempleo crónico a los universitarios de más nivel y, de paso, se priva al tejido productivo nacional de empresas innovadoras. Título, ingeniero de sistemas informáticos. Le enviamos de prácticas a Hormigones Martínez. Bill Gates no hubiera montado Microsoft trabajando en Hormigones Martínez (con todo el respeto del mundo).

 

Seguro que hay muchas más causas, pero a mí éstas me parecen las más importantes.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Xabi -

No puedo estar más de acuerdo. Decir que la universidad española es una casaputas sería un insulto para las trabajadoras del sexo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres