Blogia
micolumna

Florentino Pérez no tiene ni idea de fútbol

Florentino Pérez no tiene ni idea de fútbol

Florentino Pérez representa todo lo bueno y malo de los últimos años de la economía española. Este especulador más que empresario, antiguo funcionario del Ayuntamiento de Madrid, parece más un conseguidor de grandes contratos que un productor “desde abajo” de un bien o servicio con valor añadido y cuyo valor añadido le haga vencer a la competencia. A través de las grandes plusvalías se metía en nuevos proyectos, conseguidos a través de su magnífica cartera de relaciones, en un esquema casi piramidal. Pero si lo miramos bien, no hay un producto exportable, nada que haga mejor que otros. Florentino no está construyendo un imperio en el exterior. Con la crisis española ha conseguido salvar los muebles y poco más.

Y ha llevado su lógica al fútbol y, concretamente, al Real Madrid. Su planteamiento de grandes contratos se plasma en grandes fichajes, bajo su lógica de gran conseguidor. Esos grandes contratos generarán las grandes plusvalías vía merchandising que permitirán más grandes contratos y, nuevamente, la lógica piramidal. Pero he aquí que el fútbol, tan caprichoso él, se parece mucho a la vida real y, por tanto a la economía real. En cuanto a sus efectos mediáticos el fútbol se parece a una gran multinacional del mundo audiovisual. Pero, sin embargo, en su lógica productiva, se parece a una pyme. Los éxitos o fracasos deportivos se consiguen de una manera estable, más bajo la filosofía de la empresa familiar y de la cohesión de los grupos humanos, que bajo la de la gran multinacional. Curiosamente, el Real Madrid de Bernabeu, tan cacareado por Florentino, respondía a una lógica paternalista propia de la época, pero que casaba muy bien con el esquema futbolístico.

Y si miramos los clubes que más títulos continentales han conseguido en los últimos años, que son el Manchester United y el FC Barcelona, combinan el esquema de la pyme a nivel micro y de la multinacional al nivel macro del marketing. Los ejemplos de Alex Ferguson dirigiendo al Manchester durante décadas o del Barcelona, siguiendo un estilo reconocible durante los últimos veinte años desde sus categorías inferiores, parecen dar la razón a este esquema. Florentino Pérez subvirtió un modelo que al Real Madrid le iba bien, que procedía de los tiempos de Bernabeu, que era fabricar jugadores desde la base, combinándolos con fichajes puntuales de alto nivel. De hecho el Real Madrid siempre tuvo más cantera que el FC Barcelona, que era el club de los grandes fichajes mediáticos y al Madrid siempre le habían sonreído más los triunfos que al Barcelona. Hoy se han cambiado las tornas.

Lo peor para el Real Madrid es que esta manera de actuar de Florentino Pérez ha endeudado al club, no le ha permitido adquirir un estilo estable de juego ni reconocible y, además, ha generado una cultura muy mala en la institución. Florentino se irá más pronto que tarde y dejará un lastre que tal vez pasen décadas hasta que los merengues puedan superarlo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres