Blogia
micolumna

China es el problema y la solución

China es el problema y la solución

China es el problema y China es la solución. China ha aparecido como la gran potencia emergente, el taller del mundo. China es la enorme factoría en donde las grandes firmas ubican su producción. China ofrece sueldos baratos y una tiranía en la que no existen derechos laborales, ni ningún otro tipo de derecho, claro está.

El asunto es que la ecuación no cuadra. Si China es un lugar donde se produce y no hay derechos de ningún tipo, tampoco hay sociedad de consumo. Los chinos no consumen lo que las grandes factorías producen. Pero si estas grandes empresas, al hacer las maletas y emigrar a China, lo que han hecho es destruir empleo en sus países de origen. Luego, ¿a quién van a vender sus productos? ¿a los chinos que no pueden consumir... ni respirar? ¿a los americanos y europeos que han dejado en la calle sin empleo?

Entonces, sólo caben dos opciones. O bien se vuelve al proteccionismo, porque una cosa es ser liberal y otra es ser tonto. Un mercado que sólo te vende pero no te compra nada, no te interesa.

O bien China evoluciona hacia una democracia con derechos de todo tipo y se convierte en una sociedad plural y de mercado. Primero por razones humanas. Es una tiranía en la que recientemente se ha condenado a un intelectual por sugerir algo más que un partido único. No se ha visto que las grandes democracias occidentales, tan prestas en otros casos a rasgarse las vestiduras, hayan emitido algo más que escuetas y sigilosas condenas. Es un lugar en donde se ejecuta a la gente en los estadios. Segundo por razones económicas. Si China es un mercado de consumo, todos salvados.

China puede estabilizar el sistema económico. Pero desde una sociedad plural y abierta puede contribuir, con su cultura milenaria, a un auténtico salto cualitativo en la humanidad.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres